>

Enorme persiana metálica

Imposible reprimir un largo “guau” cuando cruzamos el umbral. La fachada sin adornos y la enorme persiana metálica pintada de gris no preparan para pasar, de un segundo a otro, de una transitada calle porteña a este espacio fresco que combina lo doméstico, lo laboral, lo lúdico y el diseño con notable equilibrio.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>